fbpx

Espacio de

mantenimiento


Las tasas de recaídas para los pacientes con consumo problemático de sustancias son comparables con las de aquellos que sufren diabetes, hipertensión arterial y asma.


La recaída es común y similar para estas enfermedades (McLellan y cols, 2000). Por este motivo, abordar los problemas de consumo del mismo modo que tratamos cualquier enfermedad crónica nos permite tomar las recaídas como una señal para renovar la intervención, y el tratamiento de mantenimiento como un sostén clave para prevenirlas.

Existe evidencia de que ofrecer una continuidad en la atención puede ser eficaz para mantener los efectos positivos de la fase inicial de los tratamientos para consumo problemático (MacKay, 2009).


El NIDA (National Institute of Drug Abuse) señala en uno de sus trece principios terapéuticos, que es necesario realizar un tratamiento de mantenimiento por el tiempo necesario, más allá de la desintoxicación inicial de los primeros meses. La bibliografía de los doce pasos (Narcóticos Anónimos, 2004), también señala una diferencia categórica entre “abstinencia” (lograr interrumpir el consumo problemático) y “recuperación” (la construcción de un estilo de vida saludable, salud mental y llevar una vida adelante en forma plena y que valga la pena ser vivida).

contacto@dispositivopavlvosky.com | +54 11 3048 4616