fbpx
Destacada

Adicciones: con una reunión online 24 horas, se cuadruplicó la atención

460 Views

La cuarentena genera efectos adversos en el grueso de la sociedad, que son aun más nocivos para los adictos. El trabajo entre pares, clave para la recuperación.

Por Verónica Frittaoni

La voluntad y la fortaleza son dos condiciones que, aunque innatas como otras tantas capacidades humanas, no pueden dejar de ejercitarse. Mucho de ellas debimos poner en práctica durante las semanas que llevamos en cuarentena, activando todos los mecanismos a nuestro alcance para paliar los efectos que este prolongado aislamiento viene suscitando en nuestra salud física y mental​.

En ese sentido, durante lo que va de la cuarentena el consumo de alcohol, tabaco y otros estimulantes expresó un marcado crecimiento, ya que muchos los consideran eficaces paliativos contra las sensaciones que provoca el encierro, y hasta hacen de esa idea una historia en Instagram, un posteo en Facebook o una parodia en Tik Tok. Mensaje controversial si los hay, más aun teniendo en cuenta que el confinamiento para muchos supone una barrera entre la lucha contra las adicciones y el camino hacia la recuperación.

“En las diferentes formas de incomunicación que puede vivir una persona, el adicto corre riesgos que pueden no sólo llevarlo a consumir drogas, sino también a transitar un profundo dolor emocional. No es para nada bueno el aislamiento para ellos porque se avivan las obsesiones, las compulsiones, y por eso hay que sacarlos de eso. Es sumamente importante que estén participando de un grupo virtual en este momento”, explica la licenciada en Psicología y especialista en adicciones​ y terapia vincular, Sandra Arroyo.

“Muchas veces se ha definido a la adicción como una enfermedad de aislamiento, y probablemente por esto es que muchos de los adictos que logran recuperarse lo hacen gracias a la concurrencia a los grupos. En Narcóticos Anónimos (NA) se trabaja con un sistema abierto y gratuito, donde encuentran una red de pares que los ayuda a no consumir drogas. Son reuniones que funcionan en todo el mundo, en las que adictos de cualquier origen reciben el abrazo y el apoyo que necesitan para recuperarse de la adicción. Ese contacto es vital”, definen desde la asociación sin fines de lucro, que en Argentina funciona desde 1986.

"En las formas de incomunicación el adicto corre riesgos que pueden llevarlo a transitar un profundo dolor emocional", explica la licenciada Arroyo.
“En las formas de incomunicación el adicto corre riesgos que pueden llevarlo a transitar un profundo dolor emocional”, explica la licenciada Arroyo.

Pero esa cercanía, como en la gran mayoría de las actividades sociales, médicas y culturales, debió trasladarse a la virtualidad para seguir funcionando, sorpresivamente, mucho más solicitada que en su modo presencial.

“Cuando el 20 de marzo entró en vigencia el Decreto “Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio”, para muchos de los miembros de NA esta restricción era trascendental. Entonces se propusieron poner en marcha una plataforma virtual para que cientos de adictos en toda Argentina y América Latina puedan conectarse”, mencionan desde el espacio. En unos pocos días funcionaban diez reuniones diarias sólo en el área de la Ciudad de Buenos Aires​, lo que los llevó a pensar en un soporte todavía más inclusivo.

“Tomamos la decisión de empezar un proyecto muy ambicioso que fue abrir una reunión 24 horas, abierta todo el día. Capacitamos a más de 100 personas en equipos que moderan y coordinan esta sesión maratónica e ininterrumpida durante todo el día desde que empezó la pandemia​. Se realizan turnos de 40 compañeros que están trabajando diariamente para que se mantenga la reunión abierta”, detalla Ramiro R.,Relaciones Públicas de Narcóticos Anónimos.

“Vemos la buena voluntad que ponen los compañeros en aprender a usar una plataforma con el único propósito de permanecer limpios. Más que nunca estamos implementando la unidad de NA y cumplimos con nuestro propósito primordial”, cuenta Lorena, miembro y servidora de la cofraternidad. ¿Cuál es ese fin? “Llevar el mensaje de que es posible vivir sin drogas y encontrar una forma de vida”.

Muchas personas que alguna vez participaron de las reuniones presenciales y dejaron de hacerlo, volvieron a acercarse mediante el formato virtual.
Muchas personas que alguna vez participaron de las reuniones presenciales y dejaron de hacerlo, volvieron a acercarse mediante el formato virtual.

El resultado de esta vuelta de rosca a la contención en modo virtual, vale decirlo, fue expansivo. “Para nosotros fue un éxito poder poner este recurso a disposición de la sociedad, es un link único que esta todo el día activo. Lo bueno es que las personas que lo van necesitando se van sumando, y desde que empezamos en este formato ya tuvimos más de 200 personas en dos meses que se acercaron a las reuniones, que es mucho comparado a los que llegan el resto del año. Antes de la pandemia teníamos un promedio de 20 a 30 personas nuevas por mes”, repasa Ramiro.

En cifras, esto equivale a una demanda que se cuadruplicó.

La ampliación de las redes alcanzó también a adictos de España y Estados Unidos que se suman, se sostienen y no están más solos. “El grupo te salva la vida, te levantas a la madrugada y podés entrar, siempre hay alguien. Yo no pude tener el abrazo fraternal en los grupos por la cuarentena, pero a los compañeros que hablé me llaman, me escuchan, no puedo creer cómo se preocupan por alguien que ni siquiera conocen. Estoy muy agradecido”, destaca Tomás, un recién llegado a los grupos de NA que hace poco tiempo que dejó de consumir.

No todos los que participan de esta reunión “siempre abierta” son principiantes en la experiencia de compartir su camino hacia la recuperación. “Otra de las cosas increíbles que pasaron es que mucha de la gente que se acercó en algún momento a los grupos y asistía, está volviendo. No los consideramos nuevos, pero es un momento en el que necesitan esta red de apoyo mutuo de pares que generamos”, aporta Ramiro.

“Para una rehabilitación en adicciones de cualquier cosa la importancia que tiene el grupo es primordial” asegura Arroyo, quien sugiere esta práctica como la base para comenzar y sostener un tratamiento para abandonar las drogas. “Dejar de consumir sólo, con sólo una hora de terapia a la semana no es una solución, por eso la concurrencia al grupo es fundamental”, insiste.

Dejar de consumir solo no es posible, por eso la concurrencia al grupo es fundamental, refieren desde la asociación sin fines de lucro.
Dejar de consumir solo no es posible, por eso la concurrencia al grupo es fundamental, refieren desde la asociación sin fines de lucro.

El grupo es la forma directa de compartir las experiencias personales que traen estos tiempos de cuarentena obligatoria. Cómo transitar la soledad, la relación con la familia, la falta de estructura, las ganas de consumir, las obsesiones. De qué manera atravesar el miedo al futuro, la frustración y hasta el exceso de tiempo libre​ sin daños colaterales.

“El yo se convierte en nosotros” está escrito en la literatura de Narcóticos Anónimos varias veces. Sin los abrazos, casi sin verse y con el estímulo de una voz en la pantalla, miles de personas encuentran la unidad y “la unidad es la clave de su supervivencia”, definen desde el espacio.

La reunión abierta y gratuita está permanentemente habilitada a través del link: meet.google.com/mhk-rpve-mco, al tiempo que cuentan con un Whatsapp disponible a toda hora (+54 911 5047-1626), y una línea de información sin cargo 0800-333-4720. Por último, la web: www.na.org.ar.

 

Publicado en Clarín | Buena Vida

Leave a comment